Buscador de productos

Ingresa aquí el nombre del producto

Tipo de producto

Líneas de productos

Principio Activo

Medicamento:

Emergen

Cada comprimido contiene: Sertralina (como clorhidrato) 100 mg 

Este producto debe ser prescrito bajo receta médica. La información publicada, es para uso exclusivo de profesionales legalmente habilitados para prescribir o dispensar productos farmacéuticos de conformidad con las normas del “Reglamento del Sistema Nacional de Control de los Productos Farmacéuticos de Uso Humano”. Cualquier usuario que desee información acerca de los productos de Laboratorio Chile S.A. deberá consultar a su médico. Laboratorio Chile S.A. no se hace responsable por el uso indebido de la información contenida en este catálogo.

Medicamento:

Emergen

Cada comprimido contiene: Sertralina (como clorhidrato) 100 mg 

Este producto debe ser prescrito bajo receta médica. La información publicada, es para uso exclusivo de profesionales legalmente habilitados para prescribir o dispensar productos farmacéuticos de conformidad con las normas del “Reglamento del Sistema Nacional de Control de los Productos Farmacéuticos de Uso Humano”. Cualquier usuario que desee información acerca de los productos de Laboratorio Chile S.A. deberá consultar a su médico. Laboratorio Chile S.A. no se hace responsable por el uso indebido de la información contenida en este catálogo.

Excipientes: Celulosa microcristalina, sodio almidón glicolato, colorante FD&C amarillo N° 5, lacado, polividona, polisorbato, magnesio estearato.

Clasificación: Antidepresivo.

Indicaciones:
  • Tratamiento de la depresión.

  • Tratamiento de desórdenes obsesivo-compulsivos.

  • Crisis de pánico, con o sin agorafobia.

Advertencia especial:

Los pacientes, familiares o quienes estén a cargo de los pacientes deben estar alerta ante la aparición de síntomas tales como: empeoramiento de la depresión, aparición de ideas suicidas, intento de suicidio, aparición o empeoramiento de ansiedad, agitación, intranquilidad, ataques de pánico, aparición o empeoramiento de: irritabilidad, conducta agresiva, hiperactividad extrema en acciones y conversación, entre otros cambios conductuales.

Tales síntomas deben ser inmediatamente informados al médico tratante, especialmente si son severos abruptos en aparición, se acentúan o no fueron parte de los síntomas iniciales del cuadro depresivo.

Algunos pacientes pueden encontrarse en riesgo de conductas suicidas causadas por antidepresivos debido a:

– Enfermedad bipolar, llamada también maniaco-depresiva.

– Antecedentes familiares de enfermedad bipolar.

– Historia personal o familiar de intento de suicidio.

Advertencias:

Úsese sólo por indicación y bajo supervisión médica. Evitar discontinuar el medicamento en forma repentina. Las personas que deben conducir vehículos u operar maquinarias que requieren estado de alerta, deben ser prevenidos que pueden sufrir somnolencia y perder habilidades motoras.

Todos los pacientes pediátricos tratados con antidepresivos por cualquier indicación deben ser estrechamente vigilados, especialmente al inicio de la terapia o al realizar ajustes de dosis, debido a que pueden experimentar empeoramiento del cuadro clínico, cambios en la conducta y surgimiento de ideas suicidas. Se debe controlar al paciente todas las semanas durante las primeras 4 semanas de tratamiento, luego semana por medio durante las siguientes 4 semanas y posteriormente a las 12 semanas o cuando sea clínicamente necesario. Se debe considerar la posibilidad de cambiar el régimen posológico o incluso discontinuar la medicación si el paciente presenta un empeoramiento de su condición o en quienes la ideación suicida es severa, abrupta en aparición o no fue parte de los síntomas iniciales. Se debe instruir a los familiares o quienes estén a cargo de los pacientes de reportar inmediatamente al médico tratante si el paciente desarrolla en forma abrupta o severa los siguientes síntomas: agitación, irritabilidad, ansiedad, ataques de pánico, insomnio, agresividad, impulsividad, acatisia, hipomanía o manía, así como el surgimiento de ideas suicidas.

Contraindicaciones:

No usar en personas con hipersensibilidad conocida al medicamento o alguno de los excipientes. Este medicamento no es adecuado para la fase maníaca de la depresión maníaco-depresiva.

Embarazo: No se recomienda su uso en el embarazo.

Está contraindicado el tratamiento concomitante con inhibidores de la monoarninooxidasa (IMAOs) irreversibles debido al riesgo de síndrome Serotoninérgico, con síntomas tales como agitación, temblor e hipertermia. No debe iniciarse el tratamiento con sertralina hasta al menos 14 días después de haber suspendido el tratamiento con un IMAO irreversible. El tratamiento con sertralina se debe suspender al menos 7 días antes de iniciar el tratamiento con un IMAO irreversible.

Interacciones:

Informe a su médico de todos los medicamentos que está usando, incluyendo aquellos que usted ha adquirido sin receta. Se han descrito interacciones con los siguientes productos: Anticoagulantes, Sales de Litio, Inhibidores I-MAO (Selegilina), Furazolidona. Antidepresivos, Antidiabéticos, Alcohol, Triptófano. No se recomienda su asociación con estos productos sin supervisión médica.

Efectos adversos:

El uso de este medicamento puede producir algunos efectos que normalmente no requieren atención médica: Disminución del apetito o pérdida de peso; disminución de la capacidad o del deseo sexual; diarrea, mareos, somnolencia, sequedad de la boca (consultar al médico si la sequedad persiste por más de 2 semanas).

Si se presenta alguna de las siguientes reacciones adversas mientras esté en tratamiento con este producto consulte a su médico: Sudoración, problemas para dormir, calambres, cansancio o debilidad, temblores, ansiedad, agitación, nerviosismo o inquietud, arritmias cardíacas, hipertensión o hipotensión o convulsiones. Alteraciones hepáticas, hemorragias o petequias, reacción alérgica con inflamación de garganta y obstrucción respiratoria.

Estos efectos secundarios pueden estar relacionados con la dosis y con el tiempo de uso de este medicamento.

Precauciones:

No existen estudios sobre el uso de sertralina en embarazadas. Usar con precaución en enfermos con disfunción hepática y/o renal. Emplear con suma precaución en personas con antecedentes de abuso o dependencia de drogas. Evitar la ingesta de bebidas alcohólicas, no tomar otros depresores del sistema nervioso central a menos que el médico lo indique.

Conducción de vehículos: Este medicamento puede producir somnolencia, alteración del raciocinio o del pensamiento; precaución en personas que conducen vehículos o que realicen trabajos que requieran un especial estado de alerta.

Dosis:

El médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamiento apropiados a su caso particular. No obstante, la dosis usual recomendada es:

– 25 mg a 50 mg una vez al día (crisis de pánico).

– 50 mg a 100 mg una vez al día (Depresión y desorden obsesivo-compulsivo).

Niños de 6 a 12 años: 25 mg a 50 mg una vez al día, bajo directa supervisión médica (Desorden obsesivo compulsivo).

Administración (oral):

Administrar por vía oral, en una dosis diaria, en la mañana o en la noche. Para aliviar la sequedad de la boca, utilizar caramelos o chicles sin azúcar o simplemente hielo. 

Sobredosis:

No existe antídoto específico para el tratamiento de sobredosis por sertralina; el tratamiento debe ser sintomático y de mantención por lo que el enfermo deberá ser trasladado a un centro asistencial de urgencia.

Condiciones de almacenamiento:
  • Mantener en su envase original, a no más de 30ºC, fuera del alcance de los niños, protegido del calor y la humedad.

  • No use este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase.

No repita el tratamiento sin indicación médica.

No recomiende este medicamento a otra persona.

Indicaciones:


  • Tratamiento de la depresión.


  • Tratamiento de desórdenes obsesivo-compulsivos.


  • Crisis de pánico, con o sin agorafobia.
Advertencia especial:
Los pacientes, familiares o quienes estén a cargo de los pacientes deben estar alerta ante la aparición de síntomas tales como: empeoramiento de la depresión, aparición de ideas suicidas, intento de suicidio, aparición o empeoramiento de ansiedad, agitación, intranquilidad, ataques de pánico, aparición o empeoramiento de: irritabilidad, conducta agresiva, hiperactividad extrema en acciones y conversación, entre otros cambios conductuales. Tales síntomas deben ser inmediatamente informados al médico tratante, especialmente si son severos abruptos en aparición, se acentúan o no fueron parte de los síntomas iniciales del cuadro depresivo. Algunos pacientes pueden encontrarse en riesgo de conductas suicidas causadas por antidepresivos debido a: – Enfermedad bipolar, llamada también maniaco-depresiva. – Antecedentes familiares de enfermedad bipolar. – Historia personal o familiar de intento de suicidio.
Advertencias:
Úsese sólo por indicación y bajo supervisión médica. Evitar discontinuar el medicamento en forma repentina. Las personas que deben conducir vehículos u operar maquinarias que requieren estado de alerta, deben ser prevenidos que pueden sufrir somnolencia y perder habilidades motoras. Todos los pacientes pediátricos tratados con antidepresivos por cualquier indicación deben ser estrechamente vigilados, especialmente al inicio de la terapia o al realizar ajustes de dosis, debido a que pueden experimentar empeoramiento del cuadro clínico, cambios en la conducta y surgimiento de ideas suicidas. Se debe controlar al paciente todas las semanas durante las primeras 4 semanas de tratamiento, luego semana por medio durante las siguientes 4 semanas y posteriormente a las 12 semanas o cuando sea clínicamente necesario. Se debe considerar la posibilidad de cambiar el régimen posológico o incluso discontinuar la medicación si el paciente presenta un empeoramiento de su condición o en quienes la ideación suicida es severa, abrupta en aparición o no fue parte de los síntomas iniciales. Se debe instruir a los familiares o quienes estén a cargo de los pacientes de reportar inmediatamente al médico tratante si el paciente desarrolla en forma abrupta o severa los siguientes síntomas: agitación, irritabilidad, ansiedad, ataques de pánico, insomnio, agresividad, impulsividad, acatisia, hipomanía o manía, así como el surgimiento de ideas suicidas.
Contraindicaciones:
No usar en personas con hipersensibilidad conocida al medicamento o alguno de los excipientes. Este medicamento no es adecuado para la fase maníaca de la depresión maníaco-depresiva. – Embarazo: No se recomienda su uso en el embarazo. Está contraindicado el tratamiento concomitante con inhibidores de la monoarninooxidasa (IMAOs) irreversibles debido al riesgo de síndrome Serotoninérgico, con síntomas tales como agitación, temblor e hipertermia. No debe iniciarse el tratamiento con sertralina hasta al menos 14 días después de haber suspendido el tratamiento con un IMAO irreversible. El tratamiento con sertralina se debe suspender al menos 7 días antes de iniciar el tratamiento con un IMAO irreversible.
Interacciones:
Informe a su médico de todos los medicamentos que está usando, incluyendo aquellos que usted ha adquirido sin receta. Se han descrito interacciones con los siguientes productos: Anticoagulantes, Sales de Litio, Inhibidores I-MAO (Selegilina), Furazolidona. Antidepresivos, Antidiabéticos, Alcohol, Triptófano. No se recomienda su asociación con estos productos sin supervisión médica.
Efectos adversos:
El uso de este medicamento puede producir algunos efectos que normalmente no requieren atención médica: Disminución del apetito o pérdida de peso; disminución de la capacidad o del deseo sexual; diarrea, mareos, somnolencia, sequedad de la boca (consultar al médico si la sequedad persiste por más de 2 semanas). Si se presenta alguna de las siguientes reacciones adversas mientras esté en tratamiento con este producto consulte a su médico: Sudoración, problemas para dormir, calambres, cansancio o debilidad, temblores, ansiedad, agitación, nerviosismo o inquietud, arritmias cardíacas, hipertensión o hipotensión o convulsiones. Alteraciones hepáticas, hemorragias o petequias, reacción alérgica con inflamación de garganta y obstrucción respiratoria. Estos efectos secundarios pueden estar relacionados con la dosis y con el tiempo de uso de este medicamento.
Precauciones:
No existen estudios sobre el uso de sertralina en embarazadas. Usar con precaución en enfermos con disfunción hepática y/o renal. Emplear con suma precaución en personas con antecedentes de abuso o dependencia de drogas. Evitar la ingesta de bebidas alcohólicas, no tomar otros depresores del sistema nervioso central a menos que el médico lo indique. – Conducción de vehículos: Este medicamento puede producir somnolencia, alteración del raciocinio o del pensamiento; precaución en personas que conducen vehículos o que realicen trabajos que requieran un especial estado de alerta.
Dosis:
El médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamiento apropiados a su caso particular. No obstante, la dosis usual recomendada es: – 25 mg a 50 mg una vez al día (crisis de pánico). – 50 mg a 100 mg una vez al día (Depresión y desorden obsesivo-compulsivo). – Niños de 6 a 12 años: 25 mg a 50 mg una vez al día, bajo directa supervisión médica (Desorden obsesivo compulsivo).
Administración (oral):
Administrar por vía oral, en una dosis diaria, en la mañana o en la noche. Para aliviar la sequedad de la boca, utilizar caramelos o chicles sin azúcar o simplemente hielo. 
Sobredosis:
No existe antídoto específico para el tratamiento de sobredosis por sertralina; el tratamiento debe ser sintomático y de mantención por lo que el enfermo deberá ser trasladado a un centro asistencial de urgencia.
Condiciones de almacenamiento:


  • Mantener en su envase original, a no más de 30ºC, fuera del alcance de los niños, protegido del calor y la humedad.


  • No use este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase.
Descargar PDF
Formulario Farmacovigilancia

Si ha presentado efectos adversos con este medicamento infórmenos y lo ayudaremos.

Si necesita ayuda, contáctenos
Boton