Buscador de productos

Ingresa aquí el nombre del producto

Tipo de producto

Líneas de productos

Principio Activo

Medicamento:

Fentora®

Cada Comprimido Bucal contiene: Fentanilo (como citrato) 100 mcg.

Este producto debe ser prescrito bajo receta médica. La información publicada, es para uso exclusivo de profesionales legalmente habilitados para prescribir o dispensar productos farmacéuticos de conformidad con las normas del “Reglamento del Sistema Nacional de Control de los Productos Farmacéuticos de Uso Humano”. Cualquier usuario que desee información acerca de los productos de Laboratorio Chile S.A. deberá consultar a su médico. Laboratorio Chile S.A. no se hace responsable por el uso indebido de la información contenida en este catálogo.

Imagen referencial con el fin de facilitar la identificación de falsificaciones.

Medicamento:

Fentora®

Imagen referencial con el fin de facilitar la identificación de falsificaciones.

Cada Comprimido Bucal contiene: Fentanilo (como citrato) 100 mcg.

Este producto debe ser prescrito bajo receta médica. La información publicada, es para uso exclusivo de profesionales legalmente habilitados para prescribir o dispensar productos farmacéuticos de conformidad con las normas del “Reglamento del Sistema Nacional de Control de los Productos Farmacéuticos de Uso Humano”. Cualquier usuario que desee información acerca de los productos de Laboratorio Chile S.A. deberá consultar a su médico. Laboratorio Chile S.A. no se hace responsable por el uso indebido de la información contenida en este catálogo.

Excipientes: Manitol, carbonato de sodio hidrogenado, ácido cítrico anhidro, carbonato de sodio anhidro, almidón glicolato de sodio (Tipo A), estearato de magnesio.

Indicaciones:

El principio activo de Fentora es fentanilo citrato. Fentora es un medicamento para el alivio del dolor, este medicamento es conocido como un opioide que se utiliza para tratar el dolor irruptivo en pacientes adultos que ya reciben tratamiento de mantenimiento con otros opioides para su dolor persistente (presente todo el tiempo) asociado al cáncer. El dolor irruptivo es un dolor añadido y repentino que aparece a pesar de estar recibiendo ya el tratamiento analgésico habitual con opioides.

Advertencias y precauciones:

No use Fentora:
– Si no está usando regularmente un medicamento opioide prescrito por su médico (p. ej., codeína, fentanilo, hidromorfona, morfina, oxicodona, meperidina), todos los días a la misma hora, al menos durante una semana, para controlar el dolor persistente. Si no ha estado usando esos medicamentos, no use Fentora dado que su uso puede aumentar el riesgo de que su respiración se vuelva más lenta y/o poco profunda, e incluso de que llegue a pararse.
– Si es alérgico al fentanilo o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).
– Si sufre problemas respiratorios graves o enfermedad pulmonar obstructiva grave.
– Si padece dolor de corta duración distinto al dolor irruptivo, como el causado por heridas o cirugía, dolor de cabeza o migrañas.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a usar Fentora. Durante el tratamiento con Fentora siga utilizando el medicamento opioide analgésico que toma para su dolor persistente (presente todo el tiempo) asociado al cáncer. Mientras esté bajo tratamiento con Fentora no debe utilizar otros tratamientos a base de fentanilo que le hubieran prescrito anteriormente para el dolor irruptivo. Si aún conserva estos productos de fentanilo en casa, contacte con el farmacéutico quien le indicará cómo desprenderse de ellos.

Informe a su médico o farmacéutico antes de iniciar el tratamiento con Fentora:
– Si el otro medicamento opioide que toma para su dolor persistente (presente todo el tiempo) asociado al cáncer aún no se ha estabilizado.
– Si sufre algún trastorno que afecte a su respiración (como asma, sibilancias o dificultad respiratoria).
– Si sufre lesiones en la cabeza.
– Si presenta una frecuencia cardiaca excepcionalmente baja u otros problemas cardíacos.
– Si tiene problemas hepáticos o renales, puesto que esos órganos afectan a la forma en que su cuerpo metaboliza el medicamento.
– Si tiene escaso volumen de líquido en la circulación o hipotensión.
– Si tiene problemas de corazón, especialmente frecuencia cardiaca baja.
– Si toma antidepresivos o antipsicóticos; consulte la sección “Uso de Fentora con otros medicamentos”.

Qué debe hacer si alguien toma accidentalmente Fentora
Si cree que alguien ha tomado accidentalmente Fentora, solicite atención médica inmediata. Trate de mantener a la persona despierta hasta que llegue el servicio de urgencias. Si alguien toma accidentalmente Fentora, puede tener los mismos efectos secundarios descritos en la sección “Si usa más Fentora del que debe”.

Niños y adolescentes
No administre este medicamento a niños de edades comprendidas entre 0 y 18 años. Uso de Fentora con otros medicamentos Informe a su médico o farmacéutico antes de iniciar el tratamiento con Fentora si está tomando, ha tomado recientemente o podría tener que tomar cualquier otro medicamento, incluidos los siguientes:
– Cualquier medicamento que pueda causarle normalmente somnolencia (que tenga un efecto sedante), como pastillas para dormir, medicamentos para tratar la ansiedad, antihistamínicos o tranquilizantes.
– Cualquier medicamento que pueda afectar a la forma en que su organismo metaboliza Fentora, como ritonavir, nelfinavir, amprenavir y fosamprenavir (medicamentos que ayudan a controlar la infección por VIH) u otros inhibidores del llamado CYP3A4, como ketoconazol, itraconazol o fluconazol (utilizado para el tratamiento de infecciones fúngicas), troleandomicina, claritromicina, o eritromicina (medicamentos para el tratamiento de infecciones bacterianas), aprepitant (usado para náuseas intensas) diltiazem y verapamilo (medicamentos para tratar la hipertensión o las enfermedades cardiacas).
– Medicamentos llamados inhibidores de la monoaminooxidasa (MAO) (utilizados para la depresión grave), también si los ha usado en las dos últimas semanas.
– Cierto tipo de analgésicos potentes, llamados agonistas/ antagonistas parciales, como la buprenorfina, la nalbufina y la pentazocina (medicamentos para tratar el dolor). Mientras utiliza estos medicamentos, podría presentar síntomas de un síndrome de abstinencia (náuseas, vómitos, diarrea, ansiedad, escalofríos, temblor y sudoración). El riesgo de efectos adversos aumenta si está tomando medicamentos tales como ciertos antidepresivos o antipsicóticos. Fentora puede interactuar con estos medicamentos y usted puede presentar: cambios en el estado mental (p. ej., agitación, alucinaciones, coma) y otros efectos como temperatura corporal mayor de 38°C, aumento de la frecuencia cardiaca, presión arterial inestable y exageración de los reflejos, rigidez muscular, falta de coordinación y/o síntomas gastrointestinales (p. ej., náuseas, vómitos, diarrea). Su médico le dirá si Fentora es adecuado para usted. Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o podría tener que tomar cualquier otro medicamento.

Uso de Fentora con alimentos, bebidas y alcohol
– Fentora puede administrarse antes o después de las comidas, pero no durante ellas. Puede beber un poco de agua antes de usar Fentora para ayudarse a humedecer la
boca, pero no debe beber ni comer nada mientras esté tomando el medicamento.
– No debe beber zumo de pomelo mientras esté usando Fentora, ya que puede afectar a la forma en que su organismo metaboliza este medicamento
– No beba alcohol durante el tratamiento con Fentora. Puede aumentar el riesgo de efectos adversos peligrosos.

Embarazo y lactancia
Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento. No se debe utilizar Fentora durante el embarazo, salvo que lo haya consultado con su médico. No debe usar Fentora durante el parto, porque el fentanilo puede causar depresión respiratoria al recién nacido. El fentanilo puede pasar a la sangre materna y causar efectos adversos en el lactante. No use Fentora si está dando el pecho a su hijo. No debe iniciar la lactancia hasta transcurridos al menos 5 días desde la última dosis de Fentora.

Conducción y uso de máquinas
Pregunte a su médico si puede conducir o utilizar máquinas sin peligro después de tomar Fentora. No conduzca ni utilice maquinas si: siente sueño o mareos, tiene la visión borrosa o ve doble o tiene dificultad para concentrarse. Es importante que sepa cómo reacciona a Fentora antes de conducir o utilizar máquinas.

Fentora contiene sodio
Cada comprimido de Fentora 100 microgramos contiene 10 mg de sodio. Cada comprimido de Fentora 200 microgramos y Fentora 400 microgramos, contiene 20 mg de sodio, lo que debe ser tenido en cuenta en pacientes con dietas pobres en sodio y pida consejo a su médico.

 

Modo de empleo:

Forma de administración

La forma de administración de Fentora comprimidos bucales es por vía bucal. Al colocar un comprimido en la boca, éste se disuelve y el medicamento se absorbe por la mucosa bucal y pasa a la sangre. Esta forma de tomar el medicamento permite que sea absorbido rápidamente para aliviar su dolor irruptivo.

 

Manera de usar el medicamento

– Abra el blíster sólo cuando vaya a usar el comprimido. El comprimido debe usarse inmediatamente después de haberlo retirado del blíster.

– Separe una de las unidades del blíster de la plaqueta rasgando por las perforaciones.

– Doble la unidad de blíster a lo largo de la línea indicada.

– Despegue la parte posterior del blíster para exponer el comprimido. NO trate de presionar el comprimido para sacarlo del blíster, porque eso puede dañarlo.

– Retire el comprimido del blíster y colóquelo inmediatamente sin romperlo cerca de una muela, entre la encía y la mejilla (como se indica en la fotografía). También es posible que su médico le indique colocar el comprimido debajo de la lengua.

– No intente triturar ni partir el comprimido.

– No muerda, chupe, mastique ni trague el comprimido, ya que eso hará que tenga un efecto analgésico menor que si sigue estas instrucciones.

– El comprimido debe permanecer entre la mejilla y la encía hasta que se disuelva, lo que suele tardar entre 14 y 25 minutos.

– Puede que sienta una ligera sensación efervescente entre la mejilla y la encía a medida que el comprimido se disuelve.

– En caso de irritación puede cambiar la colocación del comprimido en la encía.

– Al cabo de 30 minutos, si siguen quedando restos del comprimido de Fentora, puede tragarlos con un vaso de agua.

Sobredosis:

Si usa más Fentora del que debe

– Los efectos adversos más frecuentes son somnolencia, mareo o malestar. Si empieza a sentirse muy mareado o somnoliento antes de que el comprimido se haya disuelto del todo, enjuáguese la boca con agua y escupa de inmediato los restos del comprimido en el lavabo o el inodoro.

– Un efecto adverso grave de Fentora es la respiración lenta y/o poco profunda. Esto puede ocurrir si la dosis de Fentora es demasiado alta o si ha tomado demasiado Fentora. Si ocurre eso, solicite atención médica inmediata. Si olvidó usar Fentora Si el dolor irruptivo persiste, puede tomar Fentora según las indicaciones de su médico. Si el dolor irruptivo ha desaparecido, no tome Fentora hasta el siguiente episodio de dolor irruptivo. Si interrumpe el tratamiento con Fentora Debe suspender Fentora cuando ya no tenga ningún dolor irruptivo. Sin embargo, debe seguir tomando su medicamento analgésico opioide habitual para tratar el dolor canceroso persistente, tal como le ha indicado su médico. Cuando suspenda el tratamiento con Fentora, puede presentar síntomas de abstinencia similares a los posibles efectos adversos de Fentora. Si presenta síntomas de abstinencia o si le preocupa el alivio del dolor, debe consultar a su médico. Su médico evaluará si necesita medicamentos para reducir o eliminar los síntomas de abstinencia. Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico o farmacéutico.

Efectos Adversos

Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. Si aprecia cualquiera de ellos, informe a su médico. Los efectos adversos más graves son respiración poco profunda, hipotensión y shock. Fentora, al igual que otros productos a base de fentanilo, puede causar problemas respiratorios muy graves que pueden conducir a la muerte. Si siente mucha somnolencia o tiene respiración lenta y/o poco profunda, usted o quien le cuide deben contactar inmediatamente con su médico y solicitar ayuda urgente.

 

Efectos adversos muy frecuentes (que pueden afectar a más de 1 de cada 10 pacientes):

–  Mareo, dolor de cabeza

– Náuseas, vómitos

– En el lugar de aplicación del comprimido: dolor, úlcera, irritación, sangrado, entumecimiento, pérdida de sensación, enrojecimiento, hinchazón o manchas

 

Efectos adversos frecuentes (que pueden afectar hasta a 1 de cada 10 pacientes):

– Sensación de ansiedad o confusión, depresión, insomnio

– Disminución de peso

– Somnolencia, sedación, cansancio excesivo, debilidad, migraña, entumecimiento, inflamación de brazos o piernas, síndrome de abstinencia (que se puede manifestar por la aparición de los siguientes efectos adversos: náuseas, vómitos, diarrea, ansiedad, escalofríos, temblor y sudoración), temblores, caídas, escalofríos

– Estreñimiento, inflamación de la boca, sequedad de la boca, diarrea, ardor de estómago, pérdida de apetito, dolor de estómago, molestias de estómago, indigestión, dolor dental, aftas bucales.

– Picazón, sudoración excesiva, erupción

– Falta de aliento, dolor de garganta

– Disminución de los glóbulos blancos, disminución de los glóbulos rojos, disminución o aumento de la presión sanguínea, frecuencia cardíaca demasiado alta

– Dolor muscular, dolor de espalda

– Fatiga

 

Efectos adversos poco frecuentes (que pueden afectar hasta 1 de cada 100 pacientes):

– Molestias de garganta;

– Disminución de las células que ayudan a la sangre a coagularse;

– euforia, nerviosismo, extrañeza, inquietud o lentitud; ver o escuchar cosas que no son reales (alucinaciones), alteración del estado de consciencia, cambios del estado mental, dependencia del medicamento (adicción), desorientación, falta de concentración, pérdida del equilibrio, vértigo, problemas al hablar, zumbidos en el oído, molestias en el oído;

– Visión alterada o borrosa, ojos enrojecidos;

– Frecuencia cardiaca demasiado baja, sensación de mucho calor (sofocos), hipertensión;

– Problemas respiratorios graves, dificultad respiratoria durante el sueño;

– Uno o más de los siguientes problemas en la boca: úlcera, pérdida de sensación, malestar, color anormal, alteración de los tejidos blandos, alteración de la lengua, dolor, ampollas o úlceras en la lengua, dolor de encías, labios agrietados trastornos dentales;

– Inflamación del esófago, parálisis intestinal, trastorno de la vesícula biliar;

– Sudor frío, edema facial, picores generalizados, pérdida del cabello, calambres musculares, debilidad muscular, malestar general, molestias en el pecho, sed, sensación de frío, sensación de calor, dificultad para orinar;

– Malestar general;

– Rubor.

 

Efectos adversos raros (que pueden afectar hasta 1de cada 1.000 pacientes):

– Trastornos del pensamiento, alteración del movimiento

– Ampollas en la boca, labios secos, presencia de pus debajo de la piel en la boca

– Falta de testosterona, sensación extraña en el ojo, observación de ráfagas de luz, uñas frágiles

– Reacciones alérgicas como erupción cutánea, enrojecimiento, hinchazón de labios y cara, urticaria

Frecuencia no conocida:

– Pérdida de la consciencia, paro respiratorio, convulsión (crisis epiléptica)

 

Comunicación de efectos adversos

Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a través del sistema nacional de notificación incluido en el Anexo V. Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.

Condiciones de almacenamiento

El analgésico Fentora es muy fuerte y puede ser un riesgo para la vida si lo toma accidentalmente un niño. Este medicamento debe mantenerse fuera de la vista y del alcance de los niños.

– No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en la etiqueta de los blíster y en la caja.

– Conservar en el embalaje original para protegerlo de la humedad.

– Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que ya no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente.

– No conservar a temperatura superior a 25°C

No repita el tratamiento sin indicación médica.

No recomiendes este medicamento a otra persona.

 

Indicaciones:
El principio activo de Fentora es fentanilo citrato. Fentora es un medicamento para el alivio del dolor, este medicamento es conocido como un opioide que se utiliza para tratar el dolor irruptivo en pacientes adultos que ya reciben tratamiento de mantenimiento con otros opioides para su dolor persistente (presente todo el tiempo) asociado al cáncer. El dolor irruptivo es un dolor añadido y repentino que aparece a pesar de estar recibiendo ya el tratamiento analgésico habitual con opioides.
Advertencias y precauciones:
No use Fentora: – Si no está usando regularmente un medicamento opioide prescrito por su médico (p. ej., codeína, fentanilo, hidromorfona, morfina, oxicodona, meperidina), todos los días a la misma hora, al menos durante una semana, para controlar el dolor persistente. Si no ha estado usando esos medicamentos, no use Fentora dado que su uso puede aumentar el riesgo de que su respiración se vuelva más lenta y/o poco profunda, e incluso de que llegue a pararse. – Si es alérgico al fentanilo o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6). – Si sufre problemas respiratorios graves o enfermedad pulmonar obstructiva grave. – Si padece dolor de corta duración distinto al dolor irruptivo, como el causado por heridas o cirugía, dolor de cabeza o migrañas. Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a usar Fentora. Durante el tratamiento con Fentora siga utilizando el medicamento opioide analgésico que toma para su dolor persistente (presente todo el tiempo) asociado al cáncer. Mientras esté bajo tratamiento con Fentora no debe utilizar otros tratamientos a base de fentanilo que le hubieran prescrito anteriormente para el dolor irruptivo. Si aún conserva estos productos de fentanilo en casa, contacte con el farmacéutico quien le indicará cómo desprenderse de ellos. Informe a su médico o farmacéutico antes de iniciar el tratamiento con Fentora: – Si el otro medicamento opioide que toma para su dolor persistente (presente todo el tiempo) asociado al cáncer aún no se ha estabilizado. – Si sufre algún trastorno que afecte a su respiración (como asma, sibilancias o dificultad respiratoria). – Si sufre lesiones en la cabeza. – Si presenta una frecuencia cardiaca excepcionalmente baja u otros problemas cardíacos. – Si tiene problemas hepáticos o renales, puesto que esos órganos afectan a la forma en que su cuerpo metaboliza el medicamento. – Si tiene escaso volumen de líquido en la circulación o hipotensión. – Si tiene problemas de corazón, especialmente frecuencia cardiaca baja. – Si toma antidepresivos o antipsicóticos; consulte la sección “Uso de Fentora con otros medicamentos”. Qué debe hacer si alguien toma accidentalmente Fentora Si cree que alguien ha tomado accidentalmente Fentora, solicite atención médica inmediata. Trate de mantener a la persona despierta hasta que llegue el servicio de urgencias. Si alguien toma accidentalmente Fentora, puede tener los mismos efectos secundarios descritos en la sección “Si usa más Fentora del que debe”. Niños y adolescentes No administre este medicamento a niños de edades comprendidas entre 0 y 18 años. Uso de Fentora con otros medicamentos Informe a su médico o farmacéutico antes de iniciar el tratamiento con Fentora si está tomando, ha tomado recientemente o podría tener que tomar cualquier otro medicamento, incluidos los siguientes: – Cualquier medicamento que pueda causarle normalmente somnolencia (que tenga un efecto sedante), como pastillas para dormir, medicamentos para tratar la ansiedad, antihistamínicos o tranquilizantes. – Cualquier medicamento que pueda afectar a la forma en que su organismo metaboliza Fentora, como ritonavir, nelfinavir, amprenavir y fosamprenavir (medicamentos que ayudan a controlar la infección por VIH) u otros inhibidores del llamado CYP3A4, como ketoconazol, itraconazol o fluconazol (utilizado para el tratamiento de infecciones fúngicas), troleandomicina, claritromicina, o eritromicina (medicamentos para el tratamiento de infecciones bacterianas), aprepitant (usado para náuseas intensas) diltiazem y verapamilo (medicamentos para tratar la hipertensión o las enfermedades cardiacas). – Medicamentos llamados inhibidores de la monoaminooxidasa (MAO) (utilizados para la depresión grave), también si los ha usado en las dos últimas semanas. – Cierto tipo de analgésicos potentes, llamados agonistas/ antagonistas parciales, como la buprenorfina, la nalbufina y la pentazocina (medicamentos para tratar el dolor). Mientras utiliza estos medicamentos, podría presentar síntomas de un síndrome de abstinencia (náuseas, vómitos, diarrea, ansiedad, escalofríos, temblor y sudoración). El riesgo de efectos adversos aumenta si está tomando medicamentos tales como ciertos antidepresivos o antipsicóticos. Fentora puede interactuar con estos medicamentos y usted puede presentar: cambios en el estado mental (p. ej., agitación, alucinaciones, coma) y otros efectos como temperatura corporal mayor de 38°C, aumento de la frecuencia cardiaca, presión arterial inestable y exageración de los reflejos, rigidez muscular, falta de coordinación y/o síntomas gastrointestinales (p. ej., náuseas, vómitos, diarrea). Su médico le dirá si Fentora es adecuado para usted. Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o podría tener que tomar cualquier otro medicamento. Uso de Fentora con alimentos, bebidas y alcohol – Fentora puede administrarse antes o después de las comidas, pero no durante ellas. Puede beber un poco de agua antes de usar Fentora para ayudarse a humedecer la boca, pero no debe beber ni comer nada mientras esté tomando el medicamento. – No debe beber zumo de pomelo mientras esté usando Fentora, ya que puede afectar a la forma en que su organismo metaboliza este medicamento – No beba alcohol durante el tratamiento con Fentora. Puede aumentar el riesgo de efectos adversos peligrosos. Embarazo y lactancia Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento. No se debe utilizar Fentora durante el embarazo, salvo que lo haya consultado con su médico. No debe usar Fentora durante el parto, porque el fentanilo puede causar depresión respiratoria al recién nacido. El fentanilo puede pasar a la sangre materna y causar efectos adversos en el lactante. No use Fentora si está dando el pecho a su hijo. No debe iniciar la lactancia hasta transcurridos al menos 5 días desde la última dosis de Fentora. Conducción y uso de máquinas Pregunte a su médico si puede conducir o utilizar máquinas sin peligro después de tomar Fentora. No conduzca ni utilice maquinas si: siente sueño o mareos, tiene la visión borrosa o ve doble o tiene dificultad para concentrarse. Es importante que sepa cómo reacciona a Fentora antes de conducir o utilizar máquinas. Fentora contiene sodio Cada comprimido de Fentora 100 microgramos contiene 10 mg de sodio. Cada comprimido de Fentora 200 microgramos y Fentora 400 microgramos, contiene 20 mg de sodio, lo que debe ser tenido en cuenta en pacientes con dietas pobres en sodio y pida consejo a su médico.  
Modo de empleo:
Forma de administración La forma de administración de Fentora comprimidos bucales es por vía bucal. Al colocar un comprimido en la boca, éste se disuelve y el medicamento se absorbe por la mucosa bucal y pasa a la sangre. Esta forma de tomar el medicamento permite que sea absorbido rápidamente para aliviar su dolor irruptivo.   Manera de usar el medicamento – Abra el blíster sólo cuando vaya a usar el comprimido. El comprimido debe usarse inmediatamente después de haberlo retirado del blíster. – Separe una de las unidades del blíster de la plaqueta rasgando por las perforaciones. – Doble la unidad de blíster a lo largo de la línea indicada. – Despegue la parte posterior del blíster para exponer el comprimido. NO trate de presionar el comprimido para sacarlo del blíster, porque eso puede dañarlo. – Retire el comprimido del blíster y colóquelo inmediatamente sin romperlo cerca de una muela, entre la encía y la mejilla (como se indica en la fotografía). También es posible que su médico le indique colocar el comprimido debajo de la lengua. – No intente triturar ni partir el comprimido. – No muerda, chupe, mastique ni trague el comprimido, ya que eso hará que tenga un efecto analgésico menor que si sigue estas instrucciones. – El comprimido debe permanecer entre la mejilla y la encía hasta que se disuelva, lo que suele tardar entre 14 y 25 minutos. – Puede que sienta una ligera sensación efervescente entre la mejilla y la encía a medida que el comprimido se disuelve. – En caso de irritación puede cambiar la colocación del comprimido en la encía. – Al cabo de 30 minutos, si siguen quedando restos del comprimido de Fentora, puede tragarlos con un vaso de agua.
Sobredosis:
Si usa más Fentora del que debe – Los efectos adversos más frecuentes son somnolencia, mareo o malestar. Si empieza a sentirse muy mareado o somnoliento antes de que el comprimido se haya disuelto del todo, enjuáguese la boca con agua y escupa de inmediato los restos del comprimido en el lavabo o el inodoro. – Un efecto adverso grave de Fentora es la respiración lenta y/o poco profunda. Esto puede ocurrir si la dosis de Fentora es demasiado alta o si ha tomado demasiado Fentora. Si ocurre eso, solicite atención médica inmediata. Si olvidó usar Fentora Si el dolor irruptivo persiste, puede tomar Fentora según las indicaciones de su médico. Si el dolor irruptivo ha desaparecido, no tome Fentora hasta el siguiente episodio de dolor irruptivo. Si interrumpe el tratamiento con Fentora Debe suspender Fentora cuando ya no tenga ningún dolor irruptivo. Sin embargo, debe seguir tomando su medicamento analgésico opioide habitual para tratar el dolor canceroso persistente, tal como le ha indicado su médico. Cuando suspenda el tratamiento con Fentora, puede presentar síntomas de abstinencia similares a los posibles efectos adversos de Fentora. Si presenta síntomas de abstinencia o si le preocupa el alivio del dolor, debe consultar a su médico. Su médico evaluará si necesita medicamentos para reducir o eliminar los síntomas de abstinencia. Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico o farmacéutico.
Efectos Adversos
Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. Si aprecia cualquiera de ellos, informe a su médico. Los efectos adversos más graves son respiración poco profunda, hipotensión y shock. Fentora, al igual que otros productos a base de fentanilo, puede causar problemas respiratorios muy graves que pueden conducir a la muerte. Si siente mucha somnolencia o tiene respiración lenta y/o poco profunda, usted o quien le cuide deben contactar inmediatamente con su médico y solicitar ayuda urgente.   Efectos adversos muy frecuentes (que pueden afectar a más de 1 de cada 10 pacientes): –  Mareo, dolor de cabeza – Náuseas, vómitos – En el lugar de aplicación del comprimido: dolor, úlcera, irritación, sangrado, entumecimiento, pérdida de sensación, enrojecimiento, hinchazón o manchas   Efectos adversos frecuentes (que pueden afectar hasta a 1 de cada 10 pacientes): – Sensación de ansiedad o confusión, depresión, insomnio – Disminución de peso – Somnolencia, sedación, cansancio excesivo, debilidad, migraña, entumecimiento, inflamación de brazos o piernas, síndrome de abstinencia (que se puede manifestar por la aparición de los siguientes efectos adversos: náuseas, vómitos, diarrea, ansiedad, escalofríos, temblor y sudoración), temblores, caídas, escalofríos – Estreñimiento, inflamación de la boca, sequedad de la boca, diarrea, ardor de estómago, pérdida de apetito, dolor de estómago, molestias de estómago, indigestión, dolor dental, aftas bucales. – Picazón, sudoración excesiva, erupción – Falta de aliento, dolor de garganta – Disminución de los glóbulos blancos, disminución de los glóbulos rojos, disminución o aumento de la presión sanguínea, frecuencia cardíaca demasiado alta – Dolor muscular, dolor de espalda – Fatiga   Efectos adversos poco frecuentes (que pueden afectar hasta 1 de cada 100 pacientes): – Molestias de garganta; – Disminución de las células que ayudan a la sangre a coagularse; – euforia, nerviosismo, extrañeza, inquietud o lentitud; ver o escuchar cosas que no son reales (alucinaciones), alteración del estado de consciencia, cambios del estado mental, dependencia del medicamento (adicción), desorientación, falta de concentración, pérdida del equilibrio, vértigo, problemas al hablar, zumbidos en el oído, molestias en el oído; – Visión alterada o borrosa, ojos enrojecidos; – Frecuencia cardiaca demasiado baja, sensación de mucho calor (sofocos), hipertensión; – Problemas respiratorios graves, dificultad respiratoria durante el sueño; – Uno o más de los siguientes problemas en la boca: úlcera, pérdida de sensación, malestar, color anormal, alteración de los tejidos blandos, alteración de la lengua, dolor, ampollas o úlceras en la lengua, dolor de encías, labios agrietados trastornos dentales; – Inflamación del esófago, parálisis intestinal, trastorno de la vesícula biliar; – Sudor frío, edema facial, picores generalizados, pérdida del cabello, calambres musculares, debilidad muscular, malestar general, molestias en el pecho, sed, sensación de frío, sensación de calor, dificultad para orinar; – Malestar general; – Rubor.   Efectos adversos raros (que pueden afectar hasta 1de cada 1.000 pacientes): – Trastornos del pensamiento, alteración del movimiento – Ampollas en la boca, labios secos, presencia de pus debajo de la piel en la boca – Falta de testosterona, sensación extraña en el ojo, observación de ráfagas de luz, uñas frágiles – Reacciones alérgicas como erupción cutánea, enrojecimiento, hinchazón de labios y cara, urticaria Frecuencia no conocida: – Pérdida de la consciencia, paro respiratorio, convulsión (crisis epiléptica)   Comunicación de efectos adversos Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a través del sistema nacional de notificación incluido en el Anexo V. Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.
Condiciones de almacenamiento
El analgésico Fentora es muy fuerte y puede ser un riesgo para la vida si lo toma accidentalmente un niño. Este medicamento debe mantenerse fuera de la vista y del alcance de los niños. – No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en la etiqueta de los blíster y en la caja. – Conservar en el embalaje original para protegerlo de la humedad. – Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que ya no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente. – No conservar a temperatura superior a 25°C
Descargar PDF
Formulario Farmacovigilancia

Si ha presentado efectos adversos con este medicamento infórmenos y lo ayudaremos.

Si necesita ayuda, contáctenos
Boton