Buscador de productos

Ingresa aquí el nombre del producto

Tipo de producto

Líneas de productos

Principio Activo

Medicamento:

Nimesulida

Cada comprimido recubierto contiene: Nimesulida 100 mg

Este producto debe ser prescrito bajo receta médica. La información publicada, es para uso exclusivo de profesionales legalmente habilitados para prescribir o dispensar productos farmacéuticos de conformidad con las normas del “Reglamento del Sistema Nacional de Control de los Productos Farmacéuticos de Uso Humano”. Cualquier usuario que desee información acerca de los productos de Laboratorio Chile S.A. deberá consultar a su médico. Laboratorio Chile S.A. no se hace responsable por el uso indebido de la información contenida en este catálogo.

Imagen referencial con el fin de facilitar la identificación de falsificaciones.

Medicamento:

Nimesulida

Imagen referencial con el fin de facilitar la identificación de falsificaciones.

Cada comprimido recubierto contiene: Nimesulida 100 mg

Este producto debe ser prescrito bajo receta médica. La información publicada, es para uso exclusivo de profesionales legalmente habilitados para prescribir o dispensar productos farmacéuticos de conformidad con las normas del “Reglamento del Sistema Nacional de Control de los Productos Farmacéuticos de Uso Humano”. Cualquier usuario que desee información acerca de los productos de Laboratorio Chile S.A. deberá consultar a su médico. Laboratorio Chile S.A. no se hace responsable por el uso indebido de la información contenida en este catálogo.

Excipientes: Celulosa microcristalina, polividona, lauril sulfato de sodio, almidón glicolato de sodio, magnesio estearato, hipromelosa, etilcelulosa, dietilftalato, talco, titanio dióxido.

Clasificación: Antiinflamatorio no esteroidal. Analgésico, antipirético.

Indicaciones:

Tratamiento sintomático a corto plazo de estados inflamatorios y dolorosos.

Advertencias y precauciones:

El riesgo de efectos adversos puede ser reducido usando Nimesulida por el menor tiempo posible. El tratamiento debe ser discontinuado si no se observan beneficios.

Raramente se ha reportado que Nimesulida esté asociado con reacciones hepáticas serias, incluyendo muy raros casos fatales. Pacientes que presenten síntomas compatibles con daño hepático durante el tratamiento con Nimesulida (por ejemplo: anorexia, náusea, vómito, dolor abdominal, fatiga, orina oscura) o pacientes que desarrollen pruebas de función hepática anormales deben discontinuar el tratamiento. Estos pacientes no deben ser re-expuestos a nimesulida. El daño hepático, reversible en la mayoría de los casos, ha sido reportado luego de una corta exposición a la droga.

La administración concomitante con drogas hepatotóxicas conocidas y abuso de alcohol deben ser evitadas durante el tratamiento con Nimesulida, ya que éstas pueden aumentar el riesgo de reacciones hepáticas.

Durante la terapia con Nimesulida, los pacientes deben ser advertidos de abstenerse de tomar otros analgésicos. No se recomienda el uso simultáneo de diferentes AINEs. No se recomienda el uso de alcohol.

Puede producirse sangrado gastrointestinal o ulceración/perforación en cualquier momento del tratamiento, con o sin síntomas de advertencia o una historia previa de eventos gastrointestinales. Si se produce sangrado o ulceración gastrointestinal, se debe discontinuar la terapia con Nimesulida. Nimesulida debe ser usado con precaución en pacientes con trastornos gastrointestinales, incluyendo antecedentes de ulceración, de hemorragia gastrointestinal, de colitis ulcerativa o enfermedad de Crohn.

En pacientes con insuficiencia renal o cardíaca, se requiere precaución debido a que el uso de Nimesulida puede resultar en un deterioro de la función renal. En caso de deterioro, el tratamiento debe ser discontinuado.

Los pacientes de edad avanzada son particularmente susceptibles de sufrir los efectos adversos de los AINEs, incluyendo hemorragia y perforación gastrointestinal, compromiso de la función renal, cardíaca y hepática. Por lo tanto, es recomendable un monitoreo clínico adecuado.

Como nimesulida puede interferir con la función plaquetaria, ésta debe ser usada con precaución en pacientes con diátesis de sangrado. Sin embargo, Nimesulida no es un substituto del ácido acetilsalicílico en la profilaxis cardiovascular.

Los AINEs pueden enmascarar la fiebre relacionada con una infección bacteriana subyacente.

El uso de Nimesulida puede deteriorar la fertilidad femenina y no está recomendado en mujeres que estén intentando concebir.

En aquellas mujeres con dificultades para concebir o que están en evaluación por infertilidad debe considerarse la suspensión de Nimesulida.

Usted debe consultar a su médico antes de usar Nimesulida, si tiene o ha tenido alguna enfermedad al corazón (como angina de pecho, infarto agudo de miocardio, insuficiencia cardíaca).

Debe comunicar a su médico si sufre o ha sufrido problemas de sangramiento gastrointestinal o úlceras estomacales.

Embarazo y lactancia:
  • Embarazo: El uso de Nimesulida está contraindicado en el tercer trimestre del embarazo. Igual que otros AINEs, no se recomienda usar Nimesulida en mujeres que estén intentando concebir. Lo mismo que otros AINEs, conocidos por inhibir la síntesis de prostaglandinas, Nimesulida puede provocar un cierre prematuro del ducto arterioso, hipertensión pulmonar, oliguria, oligoamnios, riesgo aumentado de sangrado, inercia uterina y edema periférico.

    Ha habido reportes aislados de falla renal en neonatos nacidos de mujeres en tratamiento con Nimesulida en la última etapa del embarazo.

  • Lactancia: No se sabe si Nimesulida se excreta en la lecha materna. Nimesulida está contraindicado en la lactancia.

Efectos en la capacidad de conducir y usar maquinaria:

No se han realizado estudios acerca del efecto de Nimesulida sobre la capacidad de conducir u operar maquinaria. Sin embargo, los pacientes que experimentan mareos, vértigo o somnolencia después de tomar Nimesulida deben abstenerse de conducir u operar maquinaria.

Contraindicaciones:
  • Hipersensibilidad conocida a Nimesulida o a algún excipiente de la formulación.

  • Antecedentes de reacciones de hipersensibilidad (ej.: broncoespasmo, rinitis, urticaria) en respuesta a aspirina u otros antiinflamatorios no esteroidales.

  • Antecedentes de reacciones hepatotóxicas a Nimesulida.

  • Úlcera gástrica o duodenal activa, antecedentes de ulceraciones recurrentes o sangrado gastrointestinal, sangrado cerebrovascular u otros sangrados activos o trastornos de sangrado.

  • Trastornos de coagulación severos.

  • Insuficiencia cardíaca severa.

  • Daño renal severo.

  • Daño hepático.

  • Niños menores de 12 años.

  • Tercer trimestre de embarazo, lactancia.

  • No se debe usar Nimesulida en el período inmediato a una cirugía de by-pass coronario.

Interacciones:

Usted debe informar a su médico de todos los medicamentos que está tomando, ya sea con o sin receta. En este caso se han descrito las interacciones con los siguientes medicamentos: Ácido acetilsalicílico (aspirina), acenocumarol, warfarina, colestiramina, metotrexato, probenecid, sales de litio, ciclosporina, digoxina, fenitoína, ácido valproico, ciprofloxacino, ofloxacino, ketoconazol, prednisona, dexametasona.

Efectos adversos:

Los medicamentos pueden producir algunos efectos no deseados además de los que se pretende obtener. Se han reportado los siguientes efectos adversos:

Muy raros: Trombocitopenia, pancitopenia, púrpura, anafilaxis, cefalea, somnolencia, encefalopatía (Síndrome de Reye), alteración de la visión, vértigo, asma, brocoespasmo, dolor abdominal, dispepsia, estomatitis, melena, sangrado gastrointestinal, ulcera y perforación duodenal, ulcera y perforación gástrica, hepatitis, hepatitis fulminante (incluyendo casos fatales), ictericia, colestasis, urticaria, edema angioneurótico, edema facial, eritema multiforme, Síndrome multiforme, Síndrome Stevens Johnson, necrosis epidérmica tóxica, insuficiencia renal, oliguria, nefritis intersticial, hipotermia.

Raros: Anemia, eosinofilia, hipersensibilidad, hiperkalemia, ansiedad, nerviosismo, pesadilla, visión borrosa, taquicardia, hemorragia, fluctuación de presión sanguínea, bochornos, eritema, dermatitis, disuria, hematuria, retención urinaria, malestar, astenia.

Poco frecuentes: Mareo, hipertensión, disnea, constipación, flatulencia, gastritis, prurito, rash, aumento de sudoración, edema.

Comunes: Diarrea, náusea, vómito, aumento de enzimas hepáticas.

Los efectos indeseables pueden ser reducidos usando la dosis mínima efectiva por el tiempo más corto posible. Los pacientes tratados a largo plazo con Nimesulida debieran evaluarse regularmente con pruebas específicas de laboratorio que permitan pesquisar precozmente elevaciones anormales de las enzimas hepáticas.

Dosis:

El médico indicará la dosis y la duración del tratamiento de acuerdo a su cuadro clínico.

No obstante, la dosis usual recomendada es de 100 mg (1 comprimido) dos veces al día después de las comidas. No sobrepasar de 200 mg al día.

Modo de empleo:

Ingerir con abundante líquido después de las comidas preferentemente.

Sobredosis:

Los síntomas que siguen a una sobredosis aguda con Nimesulida están usualmente limitados a letargo, somnolencia, náusea, vómitos y dolor epigástrico, el cual es generalme nte reversible con tratamiento de soporte. Puede producirse sangrado gastrointestinal. Puede presentarse hipertensión, falla renal aguda, depresión respiratoria y coma, pero son raros. Se han reportado reacciones anafilactoideas con la ingestión terapéutica de Nimesulida, y podrían presentarse luego de una sobredosis.

En caso de sobredosis, acudir de inmediato a un centro asistencial.

Condiciones de almacenamiento:
  • Mantener fuera del alcance de los niños.

  • Mantener en su envase original, protegido del calor y humedad.

  • No use este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase.

No repita el tratamiento sin indicación médica.

No recomiende este tratamiento a otra persona.

Indicaciones:
Tratamiento sintomático a corto plazo de estados inflamatorios y dolorosos.
Advertencias y precauciones:
El riesgo de efectos adversos puede ser reducido usando Nimesulida por el menor tiempo posible. El tratamiento debe ser discontinuado si no se observan beneficios. Raramente se ha reportado que Nimesulida esté asociado con reacciones hepáticas serias, incluyendo muy raros casos fatales. Pacientes que presenten síntomas compatibles con daño hepático durante el tratamiento con Nimesulida (por ejemplo: anorexia, náusea, vómito, dolor abdominal, fatiga, orina oscura) o pacientes que desarrollen pruebas de función hepática anormales deben discontinuar el tratamiento. Estos pacientes no deben ser re-expuestos a nimesulida. El daño hepático, reversible en la mayoría de los casos, ha sido reportado luego de una corta exposición a la droga. La administración concomitante con drogas hepatotóxicas conocidas y abuso de alcohol deben ser evitadas durante el tratamiento con Nimesulida, ya que éstas pueden aumentar el riesgo de reacciones hepáticas. Durante la terapia con Nimesulida, los pacientes deben ser advertidos de abstenerse de tomar otros analgésicos. No se recomienda el uso simultáneo de diferentes AINEs. No se recomienda el uso de alcohol. Puede producirse sangrado gastrointestinal o ulceración/perforación en cualquier momento del tratamiento, con o sin síntomas de advertencia o una historia previa de eventos gastrointestinales. Si se produce sangrado o ulceración gastrointestinal, se debe discontinuar la terapia con Nimesulida. Nimesulida debe ser usado con precaución en pacientes con trastornos gastrointestinales, incluyendo antecedentes de ulceración, de hemorragia gastrointestinal, de colitis ulcerativa o enfermedad de Crohn. En pacientes con insuficiencia renal o cardíaca, se requiere precaución debido a que el uso de Nimesulida puede resultar en un deterioro de la función renal. En caso de deterioro, el tratamiento debe ser discontinuado. Los pacientes de edad avanzada son particularmente susceptibles de sufrir los efectos adversos de los AINEs, incluyendo hemorragia y perforación gastrointestinal, compromiso de la función renal, cardíaca y hepática. Por lo tanto, es recomendable un monitoreo clínico adecuado. Como nimesulida puede interferir con la función plaquetaria, ésta debe ser usada con precaución en pacientes con diátesis de sangrado. Sin embargo, Nimesulida no es un substituto del ácido acetilsalicílico en la profilaxis cardiovascular. Los AINEs pueden enmascarar la fiebre relacionada con una infección bacteriana subyacente. El uso de Nimesulida puede deteriorar la fertilidad femenina y no está recomendado en mujeres que estén intentando concebir. En aquellas mujeres con dificultades para concebir o que están en evaluación por infertilidad debe considerarse la suspensión de Nimesulida. Usted debe consultar a su médico antes de usar Nimesulida, si tiene o ha tenido alguna enfermedad al corazón (como angina de pecho, infarto agudo de miocardio, insuficiencia cardíaca). Debe comunicar a su médico si sufre o ha sufrido problemas de sangramiento gastrointestinal o úlceras estomacales.
Embarazo y lactancia:


  • Embarazo: El uso de Nimesulida está contraindicado en el tercer trimestre del embarazo. Igual que otros AINEs, no se recomienda usar Nimesulida en mujeres que estén intentando concebir. Lo mismo que otros AINEs, conocidos por inhibir la síntesis de prostaglandinas, Nimesulida puede provocar un cierre prematuro del ducto arterioso, hipertensión pulmonar, oliguria, oligoamnios, riesgo aumentado de sangrado, inercia uterina y edema periférico. Ha habido reportes aislados de falla renal en neonatos nacidos de mujeres en tratamiento con Nimesulida en la última etapa del embarazo.


  • Lactancia: No se sabe si Nimesulida se excreta en la lecha materna. Nimesulida está contraindicado en la lactancia.
Efectos en la capacidad de conducir y usar maquinaria:
No se han realizado estudios acerca del efecto de Nimesulida sobre la capacidad de conducir u operar maquinaria. Sin embargo, los pacientes que experimentan mareos, vértigo o somnolencia después de tomar Nimesulida deben abstenerse de conducir u operar maquinaria.
Contraindicaciones:


  • Hipersensibilidad conocida a Nimesulida o a algún excipiente de la formulación.


  • Antecedentes de reacciones de hipersensibilidad (ej.: broncoespasmo, rinitis, urticaria) en respuesta a aspirina u otros antiinflamatorios no esteroidales.


  • Antecedentes de reacciones hepatotóxicas a Nimesulida.


  • Úlcera gástrica o duodenal activa, antecedentes de ulceraciones recurrentes o sangrado gastrointestinal, sangrado cerebrovascular u otros sangrados activos o trastornos de sangrado.


  • Trastornos de coagulación severos.


  • Insuficiencia cardíaca severa.


  • Daño renal severo.


  • Daño hepático.


  • Niños menores de 12 años.


  • Tercer trimestre de embarazo, lactancia.


  • No se debe usar Nimesulida en el período inmediato a una cirugía de by-pass coronario.
Interacciones:
Usted debe informar a su médico de todos los medicamentos que está tomando, ya sea con o sin receta. En este caso se han descrito las interacciones con los siguientes medicamentos: Ácido acetilsalicílico (aspirina), acenocumarol, warfarina, colestiramina, metotrexato, probenecid, sales de litio, ciclosporina, digoxina, fenitoína, ácido valproico, ciprofloxacino, ofloxacino, ketoconazol, prednisona, dexametasona.
Efectos adversos:
Los medicamentos pueden producir algunos efectos no deseados además de los que se pretende obtener. Se han reportado los siguientes efectos adversos: – Muy raros: Trombocitopenia, pancitopenia, púrpura, anafilaxis, cefalea, somnolencia, encefalopatía (Síndrome de Reye), alteración de la visión, vértigo, asma, brocoespasmo, dolor abdominal, dispepsia, estomatitis, melena, sangrado gastrointestinal, ulcera y perforación duodenal, ulcera y perforación gástrica, hepatitis, hepatitis fulminante (incluyendo casos fatales), ictericia, colestasis, urticaria, edema angioneurótico, edema facial, eritema multiforme, Síndrome multiforme, Síndrome Stevens Johnson, necrosis epidérmica tóxica, insuficiencia renal, oliguria, nefritis intersticial, hipotermia. – Raros: Anemia, eosinofilia, hipersensibilidad, hiperkalemia, ansiedad, nerviosismo, pesadilla, visión borrosa, taquicardia, hemorragia, fluctuación de presión sanguínea, bochornos, eritema, dermatitis, disuria, hematuria, retención urinaria, malestar, astenia. – Poco frecuentes: Mareo, hipertensión, disnea, constipación, flatulencia, gastritis, prurito, rash, aumento de sudoración, edema. – Comunes: Diarrea, náusea, vómito, aumento de enzimas hepáticas. Los efectos indeseables pueden ser reducidos usando la dosis mínima efectiva por el tiempo más corto posible. Los pacientes tratados a largo plazo con Nimesulida debieran evaluarse regularmente con pruebas específicas de laboratorio que permitan pesquisar precozmente elevaciones anormales de las enzimas hepáticas.
Dosis:
El médico indicará la dosis y la duración del tratamiento de acuerdo a su cuadro clínico. No obstante, la dosis usual recomendada es de 100 mg (1 comprimido) dos veces al día después de las comidas. No sobrepasar de 200 mg al día.
Modo de empleo:
Ingerir con abundante líquido después de las comidas preferentemente.
Sobredosis:
Los síntomas que siguen a una sobredosis aguda con Nimesulida están usualmente limitados a letargo, somnolencia, náusea, vómitos y dolor epigástrico, el cual es generalme nte reversible con tratamiento de soporte. Puede producirse sangrado gastrointestinal. Puede presentarse hipertensión, falla renal aguda, depresión respiratoria y coma, pero son raros. Se han reportado reacciones anafilactoideas con la ingestión terapéutica de Nimesulida, y podrían presentarse luego de una sobredosis. En caso de sobredosis, acudir de inmediato a un centro asistencial.
Condiciones de almacenamiento:


  • Mantener fuera del alcance de los niños.


  • Mantener en su envase original, protegido del calor y humedad.


  • No use este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase.
Descargar PDF
Formulario Farmacovigilancia

Si ha presentado efectos adversos con este medicamento infórmenos y lo ayudaremos.

Si necesita ayuda, contáctenos
Boton