Buscador de productos

Ingresa aquí el nombre del producto

Tipo de producto

Líneas de productos

Principio Activo

Medicamento:

Paracetamol Infantil

Cada supositorio contiene: Paracetamol (Acetaminofeno) 125 mg

Este producto debe ser prescrito bajo receta médica. La información publicada, es para uso exclusivo de profesionales legalmente habilitados para prescribir o dispensar productos farmacéuticos de conformidad con las normas del “Reglamento del Sistema Nacional de Control de los Productos Farmacéuticos de Uso Humano”. Cualquier usuario que desee información acerca de los productos de Laboratorio Chile S.A. deberá consultar a su médico. Laboratorio Chile S.A. no se hace responsable por el uso indebido de la información contenida en este catálogo.

Medicamento:

Paracetamol Infantil

Cada supositorio contiene: Paracetamol (Acetaminofeno) 125 mg

Este producto debe ser prescrito bajo receta médica. La información publicada, es para uso exclusivo de profesionales legalmente habilitados para prescribir o dispensar productos farmacéuticos de conformidad con las normas del “Reglamento del Sistema Nacional de Control de los Productos Farmacéuticos de Uso Humano”. Cualquier usuario que desee información acerca de los productos de Laboratorio Chile S.A. deberá consultar a su médico. Laboratorio Chile S.A. no se hace responsable por el uso indebido de la información contenida en este catálogo.

Excipientes: Masa para supositorios.

Clasificación: Analgésico-Antipirético.

Indicaciones:

Para el alivio sintomático de estados dolorosos y febriles, suaves a moderados.

Advertencias y precauciones:

– No administrar por más de 5 días, en caso de dolor, por más de 3 días en caso de fiebre o por más de 2 días en caso de dolor de garganta sin consultar al médico.

– El uso prolongado y de altas dosis de paracetamol, puede provocar severo daño hepático.

– No administrar este medicamento si se presenta cualquier condición rectal anormal, tal como hemorroides, sangramiento o si ha tenido cirugía rectal.

Paracetamol es un medicamento que se encuentra solo o en combinación con otros principios activos, en productos destinados al tratamiento de resfrío, tos, alergia, entre otros. Algunos de estos productos pueden venderse libremente y otros requieren receta médica. Paracetamol puede causar, aunque con poca frecuencia, reacciones graves a la piel, que pueden manifestarse con enrojecimiento, erupción cutánea, ampollas y daños en la superficie de la piel. Si usted desarrolla erupción cutánea u otra reacción a la piel mientras usa paracetamol, deje de tomarlo y acuda al médico inmediatamente.

Si ya ha tenido reacciones a la piel con paracetamol, no tome medicamentos que lo contengan.

Paracetamol puede causar, en dosis superiores a las habituales, graves daños al hígado, que se pueden manifestar con síntomas como fatiga inusual, anorexia, náuseas y/o vómitos, dolor abdominal, ictericia (coloración amarilla de piel y/o de la zona blanca de los ojos), orina oscura o deposiciones blanquecinas. En caso de presentar alguno de estos síntomas, suspenda el uso del medicamento y acuda al médico.

Es importante mantener este medicamento lejos del alcance de los niños y de personas con tendencias suicidas y acudir por ayuda médica inmediatamente si se ha ingerido una cantidad significativamente superior a la habitual (el doble de la dosis diaria normal o más).

Contraindicaciones:

Si su médico no ha dispuesto otra cosa, no se debe administrar este medicamento en las siguientes condiciones:

– Hepatitis, daño hepático o renal severo.

– Alergia al paracetamol, ácido acetilsalicílico o a algún componente de la fórmula.

– Una administración repetida está contraindicada en pacientes con anemia, enfermedad cardíaca o pulmonar grave.

Interacciones:

Informe a su médico de todos los medicamentos que está usando el niño, incluyendo aquellos que se han adquirido sin receta.

Sin conocimiento del médico, no debe administrar conjuntamente con:

Dipirona, ácido acetilsalicílico, otros analgésicos o antiinflamatorios como, ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco, etc.

Se han descrito interacciones con los siguientes productos:

– Fenotiazinas (un tipo de tranquilizante).

– Antipiréticos (medicamentos para bajar la temperatura).

– Su uso con anticoagulantes y fenilhidantoína, puede potenciar los efectos anticoagulantes.

– Puede inducir mayores concentraciones de cloranfenicol en la sangre.

Efectos adversos:

Los medicamentos pueden producir algunos efectos no deseados además de los que se pretende obtener. Algunos de estos efectos pueden requerir atención médica.

Consulte inmediatamente al médico si el menor presenta algunos de los siguientes síntomas:

– Ojos o piel amarilla, náuseas, vómitos.

– Dificultad para respirar, sudoración, orina coloreada o turbia.

– Manchas o prurito (picazón) o moretones en la piel.

– Palidez o debilidad.

– Dolor de tipo renal.

– Disminución de la cantidad de orina.

– Orina oscura o con sangre.

– Sangramiento inusual, deposiciones negras alquitranadas o con sangre.

Cualquier otra reacción no mencionada que Ud. considere extraña, importante o molesta en el niño.

Pueden ocurrir otros efectos no deseados que usualmente no requieren atención médica y que desaparecen con el uso (adaptación del organismo al medicamento). No obstante si continúan o se intensifican debe comunicarlo a su médico.

Modo de uso y dosis:

Los supositorios se aplican vía rectal. Insertar el supositorio suavemente en el recto.

La dosis a administrar en niños es por kilo de peso corporal, 10 a 15 mg por kilo de peso, la que puede ser administrada hasta 4 veces al día, con una dosis máxima diaria de 60 mg por kilo de peso, no debiendo sobrepasar las dosis diarias (en 24 horas) siguientes:

Niños de 2 a 4 años: No administrar más de 720 mg diarios

Niños de 4 a 6 años: No administrar más de 960 mg diarios

Niños de 6 a 9 años: No administrar más de 1260 mg diarios

Niños de 9 a 11 años: No administrar más de 1740 mg diarios

Niños de 11 a 12 años: No administrar más de 21600 mg diarios

Este producto no debe administrarse a menores de 2 años, sin consultar dosis al médico.

Condiciones de almacenamiento:
  • Mantener en su envase original, protegido del calor y fuera del alcance de los niños.

  • No use este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase.

No recomiende este medicamento a otra persona.

Indicaciones:
Para el alivio sintomático de estados dolorosos y febriles, suaves a moderados.
Advertencias y precauciones:
– No administrar por más de 5 días, en caso de dolor, por más de 3 días en caso de fiebre o por más de 2 días en caso de dolor de garganta sin consultar al médico. – El uso prolongado y de altas dosis de paracetamol, puede provocar severo daño hepático. – No administrar este medicamento si se presenta cualquier condición rectal anormal, tal como hemorroides, sangramiento o si ha tenido cirugía rectal. Paracetamol es un medicamento que se encuentra solo o en combinación con otros principios activos, en productos destinados al tratamiento de resfrío, tos, alergia, entre otros. Algunos de estos productos pueden venderse libremente y otros requieren receta médica. Paracetamol puede causar, aunque con poca frecuencia, reacciones graves a la piel, que pueden manifestarse con enrojecimiento, erupción cutánea, ampollas y daños en la superficie de la piel. Si usted desarrolla erupción cutánea u otra reacción a la piel mientras usa paracetamol, deje de tomarlo y acuda al médico inmediatamente. Si ya ha tenido reacciones a la piel con paracetamol, no tome medicamentos que lo contengan. Paracetamol puede causar, en dosis superiores a las habituales, graves daños al hígado, que se pueden manifestar con síntomas como fatiga inusual, anorexia, náuseas y/o vómitos, dolor abdominal, ictericia (coloración amarilla de piel y/o de la zona blanca de los ojos), orina oscura o deposiciones blanquecinas. En caso de presentar alguno de estos síntomas, suspenda el uso del medicamento y acuda al médico. Es importante mantener este medicamento lejos del alcance de los niños y de personas con tendencias suicidas y acudir por ayuda médica inmediatamente si se ha ingerido una cantidad significativamente superior a la habitual (el doble de la dosis diaria normal o más).
Contraindicaciones:
Si su médico no ha dispuesto otra cosa, no se debe administrar este medicamento en las siguientes condiciones: – Hepatitis, daño hepático o renal severo. – Alergia al paracetamol, ácido acetilsalicílico o a algún componente de la fórmula. – Una administración repetida está contraindicada en pacientes con anemia, enfermedad cardíaca o pulmonar grave.
Interacciones:
Informe a su médico de todos los medicamentos que está usando el niño, incluyendo aquellos que se han adquirido sin receta. Sin conocimiento del médico, no debe administrar conjuntamente con: Dipirona, ácido acetilsalicílico, otros analgésicos o antiinflamatorios como, ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco, etc. Se han descrito interacciones con los siguientes productos: – Fenotiazinas (un tipo de tranquilizante). – Antipiréticos (medicamentos para bajar la temperatura). – Su uso con anticoagulantes y fenilhidantoína, puede potenciar los efectos anticoagulantes. – Puede inducir mayores concentraciones de cloranfenicol en la sangre.
Efectos adversos:
Los medicamentos pueden producir algunos efectos no deseados además de los que se pretende obtener. Algunos de estos efectos pueden requerir atención médica. Consulte inmediatamente al médico si el menor presenta algunos de los siguientes síntomas: – Ojos o piel amarilla, náuseas, vómitos. – Dificultad para respirar, sudoración, orina coloreada o turbia. – Manchas o prurito (picazón) o moretones en la piel. – Palidez o debilidad. – Dolor de tipo renal. – Disminución de la cantidad de orina. – Orina oscura o con sangre. – Sangramiento inusual, deposiciones negras alquitranadas o con sangre. Cualquier otra reacción no mencionada que Ud. considere extraña, importante o molesta en el niño. Pueden ocurrir otros efectos no deseados que usualmente no requieren atención médica y que desaparecen con el uso (adaptación del organismo al medicamento). No obstante si continúan o se intensifican debe comunicarlo a su médico.
Modo de uso y dosis:
Los supositorios se aplican vía rectal. Insertar el supositorio suavemente en el recto. La dosis a administrar en niños es por kilo de peso corporal, 10 a 15 mg por kilo de peso, la que puede ser administrada hasta 4 veces al día, con una dosis máxima diaria de 60 mg por kilo de peso, no debiendo sobrepasar las dosis diarias (en 24 horas) siguientes: – Niños de 2 a 4 años: No administrar más de 720 mg diarios – Niños de 4 a 6 años: No administrar más de 960 mg diarios – Niños de 6 a 9 años: No administrar más de 1260 mg diarios – Niños de 9 a 11 años: No administrar más de 1740 mg diarios – Niños de 11 a 12 años: No administrar más de 21600 mg diarios Este producto no debe administrarse a menores de 2 años, sin consultar dosis al médico.
Condiciones de almacenamiento:


  • Mantener en su envase original, protegido del calor y fuera del alcance de los niños.


  • No use este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase.
Descargar PDF
Formulario Farmacovigilancia

Si ha presentado efectos adversos con este medicamento infórmenos y lo ayudaremos.

Si necesita ayuda, contáctenos
Boton