Buscador

Quiero encontrar:

Volvió el frío

Las repercusiones del invierno en el asma

27/11/2018
Alergias Asma Invierno

Escrito por Leah Campbell. Revisión médica a cargo de Stacy R. Sampson, doctora.

Titulo

Si eres una de las 235 millones de personas del mundo que viven con asma, ya debes saber que el invierno puede empeorar los síntomas. Mientras otros están entusiasmados por empezar a practicar deportes típicos del clima frío, tú tomas mayor precaución para no sufrir un ataque de asma. Y por una buena razón: Un estudio de 2014 demostró que los ingresos hospitalarios por ataques de asma aumentan en el invierno. Y esta es la razón.

La fría verdad: por qué los síntomas empeoran en el invierno

¿Qué ocurre en el invierno que parece desencadenar los síntomas del asma? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el aire frío puede provocar un ataque de asma. Y si vives en algún lugar con patrones meteorológicos estacionales, los meses de invierno pueden, claramente, implicar mucho más aire frío.

Ese aire frío puede generar una mayor producción de mucosidad, irritar las vías respiratorias y producir otras infecciones respiratorias que pueden intensificar los síntomas del asma.

Aislamiento: evitar el ejercicio al aire libre y otros desencadenantes

Para complicar más las cosas, hacer ejercicio al aire libre puede empeorar los síntomas. Esto se debe a que el aire frío puede producir una broncoconstricción, un estrechamiento de las vías respiratorias que dificulta la respiración.

Si añades la respiración con dificultad que, generalmente, va de la mano del ejercicio y los problemas respiratorios acentuados que acompañan al asma, las actividades atléticas al aire libre durante el invierno, pueden ser peligrosas para quienes sufren asma.

Podría parecer que la respuesta simple es quedarse en casa durante los meses más fríos del año, pero eso no necesariamente ayuda a disminuir los ataques de asma. La OMS clasifica los alérgenos de interiores, como el moho y los ácaros, como desencadenantes. Y es mucho más probable que entres en contacto con ellos mientras te quedes puertas adentro. También es mucho más probable que, al estar refugiado, te topes con caspa de mascotas, cenizas de leña del hogar y olores fuertes (como el perfume y la colonia). Estos también pueden intensificar los síntomas del asma.

Además, los ataques de asma pueden ser producidos por infecciones respiratorias. Tienden a ocurrir con mayor frecuencia en las temperaturas frías de fines de otoño y del invierno, y se dan muchas veces por una infección viral en las vías respiratorias altas.

Actúa: sobrevive a la estación

Si tienes asma, probablemente ya sepas que puede ser más difícil respirar durante los meses de invierno. ¿Pero qué puedes hacer para mejorar tus síntomas?.

Si anteriormente tuviste un ataque mientras estabas alrededor de un fuego a leña, haz que tus amigos y familiares sepan que mantener la chimenea limpia puede ayudarte a respirar. Y si sabes que el ejercicio al aire libre durante el invierno te deja con sibilancia, intenta buscar alternativas bajo techo, que no perjudiquen a tus pulmones.

Contraer una infección respiratoria puede empeorar por completo los síntomas del asma. Evítalo al tratar de mantenerte saludable. Mientras tanto, lávate las manos y mantente lejos de las personas que puedan estar enfermas.

Cuando estés afuera, intenta cubrir tu rostro con un pañuelo ligero o con un pasamontañas, y respira por la nariz. Al hacerlo, el aire se calienta un poco antes de llegar a los pulmones.

También debes hablar con tu médico sobre la intensificación de tu sintomatología. Tu médico puede ayudarte a aprender más acerca de cómo lidiar con tu enfermedad y cómo reducir el riesgo de una crisis de asma.

 

Copyright © 2005 – 2018 Healthline Networks, Inc. Todos los derechos reservados. Healthline sirve solo para fines informativos, y no debe considerarse como un consejo médico, diagnóstico o recomendación de tratamiento.

 

NPS-CL-00046-Ene-2021

Referecias